domingo, 8 de abril de 2012

Reseña DELIRIUM de Lauren Oliver



Antes de que los científicos encontraran la cura, la gente pensaba que el amor era algo bueno. No entendían que un amor -el delirio- florece en tu sangre y no hay forma de escapar de él. Pero ahora, todo ha cambiado. Los científicos han sido capaces de erradicar el amor y los gobernantes exigen que todos los ciudadanos reciban la cura cuando cumplan los dieciocho. 
Lena Holway siempre ha esperado el día en el que sería curada. Una vida sin amor es una vida sin sufrimiento: segura, medida, predecible y feliz. 
Pero faltando noventa y cinco días para recibir el tratamiento, Lena hace lo impensable: se enamora.


Delirium nos adentra en un mundo distópico donde el amor es considerado una enfermedad, la deliria nervosa de amor.
Hace ya muchos años que el amor fue considerado la más grave de todas las enfermedades; te llevaba a la locura y en tí comienzan a aparecer síntomas, el más grave de ellos la muerte.

Las enfermedades más peligrosas son aquellas que nos hacen creer que estamos sanos."

Portland es una ciudad que busca el bienestar de sus ciudadanos, por lo que cuando cumples 18 años eres sometido a una operación en la que te extraen una parte del cerebro, bastante asqueroso, y te cura la enfermedad permitiéndote vivir en calma, feliz y segura.
La mayor parte de su población se somete a la operación sin ningún problema, pero hay un grupo de personas, los simpatizantes, a los que la operación no les surte efecto y si son descubiertos realizando cualquier "acto peligroso" que pudiese poner en peligro al resto de la comunidad, son enviados a Las Criptas para que se pudran y mueran.

Magdalena, también conocida como Lena, es una joven huérfana de 17 años, todavía infectada, que vive con sus tíos. Su padre murió, y su madre fue una simpatizante que tras varios intentos fallidos de cura se suicidó. Lena es una chica normal, bajita, pelo castaño, tímida, de esas que pasan por la calle y nadie se fija en ellas. (Debo decir que me he sentido muy identificada con ella).
Todo comienza el día de la evaluación de Lena y su mejor amiga Hana, su polo opuesto: Ojos azules, rubia, altísima, algo así como una modelo de revista; ambas acuden a los laboratorios para realizar el test que les adjudicará una lista de candidatos compatibles para que sea su futuro marido.
Lo que Lena no sabe es que un suceso que ocurrirá ese mismo día va a ser el desencadenante de toda una serie de acontecimientos que desajustarán su vida por completo.
Esa tarde Hana y Lena salen a correr y conocen a Alex, un joven guardia de seguridad ya curado de la deliria, pero ¿quién sabe si esconderá algún secreto?
 
Es raro como funciona la vida. Deseas algo y tienes que esperar y esperar, y sientes que no llega nunca. Luego sucede y se va, y todo lo que deseas es acurrucarte una vez más en el instante anterior a que cambiaran las cosas. 


Este libro me ha durado dos días, hacía mucho tiempo que no devoraba las páginas tan rápido, y es que no ha habido un solo momento en el que me haya aburrido.
La trama se desarrolla a la velocidad perfecta.  Nos permite ver la evolución de Lena, una de las cosas que más me ha gustado del libro, justo desde el momento en el que empieza a ser consciente de que su madre quizá tenía razón, quizá toda esta propaganda de felicidad que te vende el Gobierno de Portland no sea más que una mentira, quizá más allá, en la Tierra Salvaje, donde el amor está permitido, se pueda ser mucho más feliz. 
El personaje de Alex me ha enamorado, para variar; con él tuve la sensación de sentirme segura, y poco a poco fui descubriendo su presente y su pasado.
De los personajes secundarios quiero destacar a las primas de Lena, a Grace porque me ha parecido la niña más encantadora que alguien se puede encontrar, y a Jenny porque al contrario, creo que no se puede ser más irritante y pija.
Respecto al final sólo puedo explicarme de un modo... ¡WOW! ¡Que final tan cardiaco!
Si os digo que mientras leía las últimas páginas tenía la sensación de que el corazón se me iba a salir del pecho... Creo que esa sensación se quedaría corta.
Definitivamente Delirium es otra distopía, últimamente en el mercado hay muchas, pero yo la colocaría en los primeros puestos porque ha conseguido atraparme desde la primera página.
Se ha metido tanto dentro de mi que ha habido momentos en los que incluso yo he llegado a preguntarme si no sería verdad, si el amor quizá si sería una enfermedad, algo que a veces duele no puede ser bueno... Pero no, porque al final todo se resume a que no puedes ser feliz a menos que seas desgraciada alguna vez. Y eso lo he aprendido gracias a Lena, Alex, Hana y todo el mundo que les rodea.
Lo más extraño de la vida es que sigue su traqueteo, ciega e ignorante, incluso cuando tu mundo privado, la pequeña esfera que te has forjado, se retuerce y deforma hasta que llega a explotar.



 
Lauren Oliver es una voraz lectora e incansable escritora.

Escribe en el autobús, en el metro, en el tren, en los aviones... y desde pequeña le pareció normal pasarse horas y horas ante la pantalla del ordenador inventando historias y creando personajes.

Actualmente se encuentra escribiendo la última parte de la trilogía Delirium, que está causando furor.



Espero que os haya gustado la reseña. (Siento si ha sido demasiado larga).
No olvidéis comentar.



2 comentarios:

  1. Hola guapa!! a mi este libro me encantó!!!

    Totalmente de acuerdo con todo lo que dices en la reseña, que ya sabes que las haces genial!!

    tengo gaas de hacerme con el segundo porque el final, es O_O

    besotes y gracias por la reseña!!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!
    Yo me lo lei, pero hace tiempo y casi no me acordaba, pero creo que no me gusto tanto como a ti XD
    Un beso!!!

    ResponderEliminar

Con un sencillo comentario puedes sacarme una sonrisa.
Así que... ¿Por qué no lo intentas?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...